Gafas VR: historia y modelos destacados

Seguro que sabes qué son unas gafas VR pero, ¿conoces su historia y qué modelos triunfaron para llegar a lo que hoy conocemos?

Fecha

30 de mayo de 2022
Teleyeglasses - gafas-VR - vocces.com

Las gafas VR ya son un dispositivo integrado en el imaginario colectivo pero, ¿sabes a cuándo se remonta su origen y cuáles han sido sus modelos más destacados? ¡Quédate aquí para descubrirlo!

Los orígenes de la Realidad Virtual

Para saber en qué momento empezó a surgir el concepto de Realidad virtual tenemos que remontarnos, nada más y nada menos, que a 1935.

Toda la tecnología parte de una idea, y la primera que encontramos es la Stanley G. Weinbaum. Este escritor de ciencia ficción escribió en ese año un cuento llamado “Las gafas de Pigmalión”. La historia versa sobre un profesor que crea un invento con un particular uso: permitir a quien lo usa transportarse a otros lugares y mundos a través de las gafas. Como ves, esta premisa se puede extrapolar perfectamente al uso que le damos hoy en día a unas gafas VR, ¿verdad?

Para encontrar una referencia más tangible de Realidad virtual, o concretamente de unas gafas VR, tenemos que avanzar hasta 1960. En ese año, Morton Heilig, cineasta estadounidense, se convirtió en el precursor de la realidad virtual.
En 1957 ya había presentado el Sensorama, una máquina de gran envergadura que permitía disfrutar de experiencias sensoriales. Incluía una pantalla a color estereoscópica, ventiladores, emisores de olores, un sistema de sonido en estéreo y una silla móvil. Simulaba un viaje en motocicleta por nueva york y creó la experiencia haciendo que el espectador se sentara en la imaginaria moto mientras experimentaba los estímulos de la calle, con el viento generado por el ventilador, el sonido y el olor de la ciudad. Por ejemplo, los vapores de la gasolina y el olor a pizza fueron recreados con productos químicos.

Sensorama 1957 - gafas VR - vocces.com

El intento de Heilig en 1960 fue diseñado como un dispositivo portátil colocado en la cabeza del usuario. Lo llamó “televisión estereoscópica de uso individual. Este casco de realidad virtual, aunque rudimentario, consiguió ser un concepto bastante similar a lo que hoy conocemos. Por eso, se considera que fueron las primeras gafas VR de la historia.

Diversos intentos hasta llegar a las gafas VR que hoy conocemos

En 1963, Hugo Gernsback, también escritor de ciencia ficción, creó unas gafas para ver la televisión. Las llamó teleyeglasses o television googles. Estas primitivas gafas VR permitían ver y sintonizan la televisión sin necesidad de sentarte delante de una. En una entrevista que el inventor concedió a la revista Life, contó que en 1936 se le ocurrió la idea de un televisor de bolsillo, pero no fue hasta ese momento, gracias a los avances tecnológicos, que consiguió crear una maqueta. A modo de curiosidad, Hugo Gernsback es autor de otros inventos como el aislador del ruido exterior, el peine eléctrico masajeador o el espejo eléctrico luminoso.

Teleyeglasses - gafas-VR - vocces.com

Dos años después, en 1965, Ivan Sutherland publicó el artículo The ultimate display a a través del MIT. Hablaba de del concepto de realidad virtual. Más tarde, él mismo desarrolló junto con David Evans un programa para crear mundos virtuales en 3D, con datos almacenados y aceleradores.
Este programa, The sword of Damacles, era un completo sistema formado por un brazo mecánico sujeto al techo, que sostenía un casco y permitía, mediante dos pantallas de tubo catódico (una para cada ojo, formar una imagen. El brazo seguía los movimientos de la cabeza, prediciendo la experiencia en 360 grados. Estas gafas VR empezaban a cercarse además al mundo de los videojuegos de una forma aún primitiva.

Las gafas VR en los años 80 y 90

Si piensas en los videojuegos de esas décadas, pensarán en los grandes salas recreativas de arcade. La realidad virtual aún se consideraba algo futurista y experimental, pero no encontramos ningún intento de comercializar realidad virtual hasta 1993.
Sega lanzó una consola con gafas VR, pero sus resultados de ventas fueron nefastos. Las consola tenía una visera, sonido en estéreo y cabeza de seguimiento.
Nintendo lanza ese año al mercado Virtual boy, una consola que intenta generar demanda por la realidad virtual en el mundo de los videojuegos. Usaba un proyector para crear un efecto 3D en las gafas VR, aunque éste era monocromático. Fue un gran fracaso comercial tanto en EEUU como en Japón, y se retiró del mercado a los 6 meses.

Virtual boy - Gafas VR - vocces.com

Las gafas VR en el siglo XXI

Para contar la historia más reciente de las gafas VR, tenemos que hablar del californiano Palmer Luckey, que construyó su prototipo de gafas VR gracias a la financiación que consiguió a través de Kickstarter en 2012.

palmer luckey - gafas vr - vocces.com
Ese prototipo se llamó Oculus, y unía el 3D con la visión en 360 grados. Por suerte para Palmer, en 2014 Facebook compró el prototipo por 2 billones de dólares. Desde entonces, la las gafas VR, la realidad virtual y los vídeos en 360 grados se están extendiendo en nuestro uso de la tecnología a pasos agigantados. Google, HTC, Samsung, Sony o Microsoft están apostando por esta tecnología, y finalmente en 2016 podemos marcar el inicio de la realidad virtual como hoy la conocemos.

Vocces 360

Cada vez son más las aplicaciones que se están dando a la realidad virtual más allá de los videojuegos. En el caso de Vocces, hemos aplicado las gafas VR y la grabación en 360 a las visitas culturales, de manera que la tecnología ayude a poner en valor el patrimonio.

La experiencia VR 360 te permite sumergirte en el arte para disfrutarlo en todo su esplendor. Gracias a nuestras gafas VR y a la silla giratoria, puedes ver en con total libertad todo el espacio de un activo cultural, disfrutando de zonas que no son accesibles al público por su posición, altura, o porque se encuentran cerradas a las visitas turísticas. Una forma destacar el valor y la belleza del patrimonio cultural que ya se puede disfrutar en la Catedral de Jaén, con una gran acogida por parte de los visitantes.

Su uso es tan fácil como pasar el ticket por el lector QR, seguir las instrucciones de la pantalla para ajustar bien las gafas VR, y disfrutar de la experiencia, que cuenta también con sonido, de manera que mientras disfrutas de las vistas, escucharás una narración que te contará la historia del lugar y destacará los puntos más importantes de lo que están contemplando. ¡Imprescindible probarlo!

Etiquetas

Otras publicaciones relacionadas